julio 6, 2016

El Socio

Derechos del socio cooperativista

  • Ser elector y elegible para los cargos de los órganos sociales.
  • Formular propuestas y participar con voz y voto en la adopción de acuerdos por la asamblea general y demás órganos sociales de los que formen parte.
  • Recibir la información necesaria para el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus obligaciones, lo que le permite solicitar a los órganos sociales cualquier dato sobre la actuación de la cooperativa.
  • Participar en la actividad empresarial que desarrolla la cooperativa para el cumplimiento de su fin social.
  • Al retorno cooperativo, generado las ganancias en operaciones con terceros no socios.
  • A la actualización y devolución de las aportaciones al capital social cuando proceda.
  • Aprobar en asamblea general las cuentas del ejercicio.
  • A los demás que resulten de las normas legales y de los propios estatutos de la sociedad

Obligaciones de los socios

  • Asistir a las reuniones de la asamblea general y de los demás órganos colegiados de los que forme parte.
  • Cumplir los acuerdos válidamente adoptados por los órganos sociales de la cooperativa.
  • Guardar secreto sobre aquellos asuntos y datos de la cooperativa cuya divulgación pueda perjudicar a los intereses sociales.
  • Efectuar el desembolso de sus aportaciones al capital social y aquellas otras obligatorias que se acuerden por el órgano competente, en la forma y plazo previstos.

LAS APORTACIONES Y ENTREGAS ECONÓMICAS DE LOS SOCIOS

Se contemplan dos tipos de aportaciones:

  1. Aportaciones al capital social.
    A la inscripción como socio de la cooperativa Su importe es siempre reembolsable Las aportaciones al capital social, normalmente de pequeña cuantía.
    En caso de baja, la devolución se produce en las condiciones y plazos que señala la Ley y los estatutos.
  2. Aportaciones para financiar la vivienda y anexos.
    Cantidades entregadas a cuenta de la vivienda conforme al plan de financiación del proyecto. Entrega inicial y cuotas fraccionadas hasta alcanzar el veinte por ciento del valor de la vivienda o inmueble adjudicado.
    Estos desembolsos se ingresarán en una cuenta bancaria especial de la cooperativa, de la que sólo se podrá disponer para pagar las atenciones derivadas de la promoción.
    En caso de baja de un socio cooperativista, el reembolso de sus aportaciones para financiar la vivienda, deberá efectuarse en el momento en que sea sustituido en sus derechos y obligaciones por otro socio.

Seguro de cantidades entregadas a cuenta de vivienda

La cooperativa actúa como promotor de las viviendas o edificaciones, por lo que viene obligada por las leyes 57/1968 de 27 de julio y Ley 38/1999, de 5 de noviembre de Ordenación de la Edificación a garantizar mediante aval bancario o la suscripción de un seguro la devolución de las cantidades entregadas por el socio antes de iniciar la construcción o durante la misma, para el caso de que la construcción no se iniciase o no llegase a buen fin en el plazo convenido.

Seguro decenal

Previsto en la Ley de Ordenación de la Edificación, la cooperativa promotora está obligada a suscribir un seguro de daños materiales, seguro de caución o garantía financiera, para garantizar, durante diez años, el resarcimiento de los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos que tengan su origen o afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga u otros elementos estructurales, y que comprometan directamente la resistencia mecánica y estabilidad del edificio.

La suscripción del seguro conlleva la contratación de un Órgano de Control Técnico externo admitido por la aseguradora, empresas de ingeniería y/o arquitectura que tienen por misión el control de la calidad del proyecto y obra como tercero supervisor.

Normas jurídicas aplicables

Ley 27/1999, de 16 de julio, de Cooperativas
Texto refundido la Ley de Cooperativas de la Comunitat Valenciana. Decreto Legislativo 2/2015, de 15 de mayo .
Ley 20/1990 de 19 de diciembre, de Régimen Fiscal de Cooperativas.
Ley 38/1999 de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación.